“La evaluación de impacto ambiental debe hacerla el Municipio”

FacebookTwitterGoogle+WhatsAppEmailPrintBookmark/Favorites

El abogado José Esain, representante de los vecinos autoconvocados por la Reserva Natural del Puerto, explicó esta mañana en la 99.9 los alcances del fallo de la Cámara Federal de Apelaciones, que obliga a suspender las obras del Club Aldosivi hasta que se apruebe el estudio de impacto ambiental. “Esto compromete seriamente la responsabilidad de muchas personas”, indicó. 

reserva natural puertoDe a poco, el conflicto entre el Club Aldosivi y la Reserva Natural del Puerto va encontrando resoluciones. En las últimas horas, un fallo de la Cámara Federal de Apelaciones obligó a la institución del puerto a paralizar absolutamente las obras en la zona hasta tanto no esté aprobada la evaluación de impacto ambiental.
Esta mañana en la 99.9, el abogado de los vecinos autoconvocados en defensa de la Reserva Natural, José Esain, precisó que “el 19 de junio la Cámara Federal de Mar del Plata hizo lugar al amparo que presentáramos en su momento contra el Club Aldosivi, el Organismo Provincial para el Desarrollo Sustentable (OPDS), el Consorcio Regional Portuario y la Municipalidad de General Pueyrredón. En consecuencia, se deben suspender todas las obras en la Reserva hasta tanto se cumpla con la evaluación de impacto ambiental”.
A partir de ahora, la Municipalidad debe hacerse responsable de los estudios e incluir la participación de los vecinos: “es un fallo que salió por mayoría. La autoridad que debe hacer la evaluación de impacto ambiental es el Municipio de General Pueyrredón, y quien debería haber ordenado la suspensión de la actividad hasta tanto se complemente el estudio. Los votos positivos dicen claramente que deben contener audiencia pública”.
Al respecto, Esain leyó un tramo de la resolución que indica: “ante la importancia del aspecto social del problema, es necesario que se consulte a los habitantes de Mar del Plata, empezando por quienes habitan en el puerto de la ciudad, para que se expidan sobre los efectos beneficiosos o nocivos de las obras proyectadas. Sin audiencia pública, deja de ser una evaluación de impacto ambiental”. En base a este texto, ya no hay manera de evadir las responsabilidades: “no pueden no darse por enterados, porque ahora con este fallo están obligados a estar enterados”.
Antes de que saliera el fallo, Aldosivi había intentando presentar un documento donde supuestamente quedaba habilitado para seguir con los trabajos. En este sentido, Esain destacó: “se había presentado por el club como un hecho nuevo; las resoluciones del OPDS que le habían dado una suerte de autorización. Les han rechazado todo esto de manera unánime, todos los camaristas lo hicieron. Esto compromete seriamente la responsabilidad de muchas personas. Hay muchas obligaciones incumplidas”.
El letrado, que también interviene en otras cuestiones de importancia en la ciudad, destacó que esto puede sentar un precedente para distintas obras que se han planeado: “es importante que se tenga en consideración la trascendencia que tendrá este fallo para otros conflictos que se suscitan en la ciudad de Mar del Plata. Esto, por ejemplo, se enmarca en el conflicto de la construcción de casas del plan Pro.Cre.Ar en la zona de Parque Luro. Queda en claro que el proceso debe tener una audiencia pública y que debe tener consensos democráticos muy fuertes”.
Después de más de un año de la causa en la Cámara, donde supuestamente estaban tramitándola, el fallo se completó. Ahora, Aldosivi deberá dejar las obras en la Reserva. Un capítulo más en esta historia, que todavía no ha terminado.