Atropello en la E.S.Nº205 – Punto de vista

De mi consideración:

Como persona, ciudadana y docente me produce una profunda TRISTEZA vivenciar la falta de tolerancia a la frustración y negación de la realidad que tienen quienes nos representan, en la figura del Sr. Intendente Carlos F. Arroyo. No se puede solucionar aquello que no se reconoce como problema, no hay evidentemente “conciencia de enfermedad”.

¿Cómo podemos desde nuestro rol, contando con la palabra, el ejemplo y la dedicación a los chicos, transmitir valores como la sinceridad, tolerancia, humildad y honestidad, entre otros, si somos agredidos solo ante un reclamo, efectuado en tiempo y forma, en beneficio de los derechos de los alumnos y en cumplimiento de un deber administrativo?. Desde la escuela se trabaja intensivamente los Derechos de niños, niñas y adolescentes, con los alumnos y los modelos.

Conocemos la violencia de género, el bullying, el acoso y también existe la violencia institucional, viejo como el mundo mismo, aquellos que se sienten poderosos sobre quienes piensan que son débiles. No se equivoquen, respeto a la autoridad no es sumisión. Autoritarismo es lo contrario a autoridad, la autoridad no necesita guardaespaldas.

Creo que la Prof. Sandra Spirito dio una lección más, en el dia de hoy, respondió con dolor pero dignamente a los requerimientos exigidos, no lo hizo sola, fue acompañada espontáneamente por pares y representantes gremiales.

Deseo que, aprovechando la época de rendición de exámenes en la E.S. y el período de extensión de la enseñanza en la E.P., todos aprendamos que hay límites que no deben ser transgredidos. Si alguien se equivocó, puede reveer sus acciones, pedir disculpas, empezar de nuevo.

 

Gladis Noemí Armendariz