Cultura del delito y algo más…

Señor Director:

Cuesta trabajo reprimir una arcada de asco al escuchar el video de despedida del delincuente Cristian Amhad, muerto en circunstancias fortuitas y no como él hubiera querido, en algún enfrentamiento armado con la policía. Estos personajes que pululan por las calles de Mar del Plata, pero sobre todo en la zona oeste, como el barrio Libertad o el Monta Varela, son invisibles a los ojos de las autoridade, a pesar que las patrullas los cruzan diariamente en sus recorridas.

En estos lugares se siente con fuerza la migración del conurbano bonaerense y deberemos trabajar con mucha intensidad para neutralizar estos elementos que llegan desde allí, dispuestos a todo o nada en su afán de sobrevivir. De lo contrario, esta sociedad, como organismo enfermo, puede llegar a generar sus propios anticuerpos, como ocurrió en el Brasil de los años 70. Ojalá esto no ocurra.

Abrazo.

 

Adrián Sarjen