Demasiada flexibilidad y tolerancia, a la larga son males mayores…

De mi consideración:

… Terminado el caso del “desaparecido forzoso” Maldonado, los maputruchos logran mantener la idea de la “represión dictatorial” del gobierno. Este nuevo “héroe prefabricado” por ellos, les cae como anillo al dedo. Ya se movilizaron de nuevo las marchas de los que no tienen nada más que hacer, reclamando “justicia”. Su miopía se aplica a las injustificadas usurpaciones de nuestro territorio nacional por estos verdaderos okupas. La Justicia argentina, nuestra Justicia, debería tomar serias cartas en este asunto.

a) Un censo que ubique e identifique perfectamente a estos personajes que no reconocen nuestras leyes, nuestro gobierno (sea cual fuere), nuestros territorios.

b) Todo integrante de esta rapiña territotial que no se encuentre dentro de la ley, y fuera ciudadano extranjero, devolverlo inmediatamente a su lugar.

c) Autorizar fehacientemente a nuestras fuerzas de seguridad, especialmente a las que desarrollan su actividad en zonas limítrofes, a actuar como corresponde, dentro de la ley. Nuestra Constitución da la bienvenida a toda persona de bien y buena voluntad que quiera habitar nuestro suelo.

Estos delincuentes okupas NO LO SON. Fomentan la violencia y la ejercen a su antojo. Están armados, no sólo con palos y piedras. Con armas de verdad. Basta de tanta bondad papal, de tanta hipocresía. Hagámonos respetar, lo merecemos.

 

Manuel, de mardel…