Opinión

De mi consideración:

Saludo cordialmente al Sr. Jacobo.

Deseo opinar sobre la condición del puerto local. Haré un poco de historia: en el año 1972 llegó a nuestra ciudad un ingeniero de Japón para estudiar durante un año el puerto y el modo de solucionar el problema del banco de arena entre las dos escolleras norte y sur. Llegó a la conclusión que se debía prolongar la escollera sur un kilómetro hacia el este, de esta manera no habría más problemas al acceso de nuestro puerto. Los ingenieros franceses que construyeron las mencionadas escolleras no se dieron cuenta que construir la escollera sur casi paralela a la costa iba a ser un problema muy serio a corto plazo, o ¿acaso no sabían que de la existencia de la corriente de las Islas Malvinas barren toda la costa atlántica de sur a norte?. Había que tomar una decisión con sentido común nada más.

Lo saludo, a la espera que esta misiva sirva a su programa de opinión pública.

 

 

C. R. Nakane