Sierras de los Padres. Editorial autoritaria

Estimado José Luis:

Espero sepa disculpar que use su medio para contestar a otro. En este caso, el periódico “Nueva Sierra”. Pero resulta que mi participación y/o respuesta a un artículo de la directora, lleva diez días pendientes de “moderación” y creo que no verá la luz. En verdad tampoco me importa que lo haga. Pero no puedo dejar pasar el autoritarismo que se desprende del mismo. Más allá de que se pueda compartir o no la idea de la creación del municipio, el autoritarismo y la forma en que descalifica a quien opine distinto, es impropio de alguien que se pregona, “democrática”. Así que esta es mi respuesta enviada al medio en que se publico el artículo a y su redactora. (Editorial: No nos subestimemos).

Desde ya muchas gracias José Luis. Y si decide no publicar esta carta lo entiendo y está en su derecho.

Estimada Sra. Miriam Leo.

A riesgo de quedar incluido en su descalificador segundo párrafo, cito ” Es el pensamiento de aquellos que no creen en la democracia y no apuestan a ella.” Permítame preguntar: ¿Por qué opinar distinto es ser antidemocrático o no creer en la misma? Creo fervientemente en la Democracia, no conozco un sistema mejor. De hecho es el sistema en el cual puedo opinar sin ser “descalificado”.
Sería ideal y de aplicación por primera vez en Argentina ya que se quiere crear un municipio nuevo, que fuera a la “Suiza” los puestos son carga pública y solo cobran el día que se reúnen para tratar algo importante, donde cobran los viáticos correspondientes a ese día solamente.

Pero volvamos a la realidad. Le pregunto. ¿Qué la lleva a pensar o firmar que cito “Se podría pensar que una estructura de 6 o 10 Concejales a lo sumo, un Intendente y un par de Secretarios” ?
¿Quién se lo dijo? Donde está documentado. Que nos asegura que no van a crear una Secretaría de obras públicas, y luego la Secretaría de Seguridad, siguiendo por la Secretaria de bienestar social y ya que estamos la de cultura, o la Secretaría de turismo. Y así hasta “acomodar” la estructura burocrática.

Y ni hablar que de existir las secretarías no podrían estar sin nombrar a los subsecretarios, y faltan los empleados administrativos que sirvieran a las tareas de todos los nombrados. Párrafo aparte que las secretarías “privadas” como siempre ha pasado y por “razones de confianza” terminan nombrando para esos cargos a familiares.

Con todo respeto. ¿Puede Usted asegurar que eso no va a ser así? ¿Desde dónde y con qué compromiso?
De donde saldrá el dinero para comprar la granza que se necesitaría para hacer de la calle Ciudad De Roma transitable hasta el fondo, o Bordeu solo por citar dos calles. Y con que máquinas. Motoniveladoras, palas mecánicas, retroexcavadoras, camiones tractores etc. Seguro que esa estructura burocrática nos dará mil explicaciones, eso sí más prolijas de porque no pueden hacer nada. Lo mismo que ahora.

Mire, he vivido toda mi vida en Argentina, y visto todo. He podido ver que a los industriales, banqueros, productores agropecuarios, comerciantes etc., les ha ido desde 1983, reinicio de la democracia, bien, regular o mal.
También vi un grupo, una casta, como las de la India, a la que siempre les ha ido muy bien al punto tal que varios se hicieron millonarios. Gozan de privilegios, jubilaciones extraordinarias y hasta reciben títulos de “honorables” y son los políticos.
De presidente a concejal. Son los únicos exitosos de los últimos treinta y cuatro años.

Permítame dudar. Y no piense que soy antidemocrático. Solo un argentino que piensa, como dice Serrat en su canción “Algo personal”.

“Probablemente que todo eso debe ser verdad,
aunque es más turbio cómo y de qué manera
llegaron esos individuos a ser lo que son
ni a quién sirven cuando alzan las banderas”

 

 

Martín