Una semana singular

Estos días han traído al caliente verano austral motivos más que suficientes para entender que la sociedad argentina y el mundo están en una transición compleja. Con Donald Trump a pocos días de ser investido presidente de la Unión americana, las tensiones globales parecen tender a profundizarse

Una era signada por el cambio

No es sólo el ascenso de Donald Trump a la presidencia de los Estados Unidos, o la triste partida de Barack Obama, que deja a los republicanos con la suma del poder y el control de ambas cámaras en el Parlamento, lo que marca la impronta del momento. La crisis en México, que ya se cobró seis muertos y produjo daños materiales aún no cuantificados, arroja al gobierno de Peña Nieto a un infierno muy temido: el fin anticipado de su gobierno, en un contexto que impulsa a las sociedades a no creer en su dirigencias.

Un cambio imprescindible y esencial

2017 debería marcar un cambio en el rumbo de la política judicial, y abrir el paso a los mecanismos que generen la reparación del servicio de justicia en el país. El fuero federal está en la mira, en particular los magistrados de Comodoro Py, aunque son sólo una pieza de un puzzle mucho más complejo.

Justicia de autor

Dos hechos judiciales se cruzaron en la pasada semana: un tribunal de la Casación bonaerense, por orden la Corte Suprema de Justicia revisó el fallo condenatorio a Carlos Carrascosa, viudo de la socióloga María Marta García Belsunce, y ordenó su liberación, al tiempo que en Mar del Plata, un tribunal integrado por jueces del Departamento Judicial de San Martín condenó a Gustavo Modesto Demarchi, Fernando Alberto Otero y Mario Fernando Durquet a cadena perpetua

Viudos y viudas de Néstor K

Son un grupo variopinto de clases media y media alta: quieren cambios a su ritmo, no soportan las manifestaciones de poder o compulsa política de los adversarios del gobierno, y reclaman resultados. Si se tratara de fútbol, son resultadistas; no les interesan las reglas, sólo si los favorecen. Le demandan al Gobierno CAMBIO en sus términos, pero si el CAMBIO no es en sus términos, ya se atreven a decir “extraño a Néstor”, o “con Néstor, esto no pasaba”

Ni magia ni casualidad

Lo ocurrido con la exclusión de Argentina de la prueba PISA no es fruto de la casualidad o de un designio malicioso que cae trágicamente sobre nuestro país: es la consecuencia natural de una política determinada, que ha tenido por objeto sumir en la indigencia intelectual a una porción importante de la población del país y así, bajo la fórmula ignorancia + mendicación forzada, dejar al ciudadano reducido sólo a la condición de un habitante casi siervo.

De fraudes y beneficios indebidos

Esta semana, en Mar del Plata estalló en los medios una situación que inició como una disputa entre vecinos por la construcción de una mansión en Rodríguez Peña y Olavarría, la cual resulta ser propiedad del dirigente de la UOCRA local César Trujillo. La cuestión inició porque vecinos denunciaron irregularidades en la obra, tales como la extensión de la misma sobre la superficie del terreno y la falta de elementos de seguridad para el personal que trabaja allí.

1000 semanas

Este medio nació para consolidar una vocación: romper el cerco informativo, lo que hoy se cita como “el círculo rojo”. Nacimos para darle a la sociedad local la oportunidad de acceder a lo que ocurre desafiando el relato del poder. Somos el auténtico factor anti sistema en una comunidad a la que le hicieron creer que había que pactar con el amo para poder gobernar esta ciudad.

Una era de conflictos impensados

El gobierno de Donald Trump aún no inicia -asumirá el 20 de enero de 2017-, y la controversia en torno a su persona y sus decisiones se agiganta al correr de los días. Un caso paradigmático de su conducta es el que surge de recientes hechos que lo involucran en maniobras fraudulentas producidas en la llamada Trump University.

Donald, las Oreo and the fucking machines

El triunfo de Donald Trump trae una larga lista de interrogantes para los Estados Unidos y también para el mundo entero. La dimensión de su triunfo -no el voto popular, que daría ganadora a Hillary Clinton, sino en el sistema electoral de ese país, que impone delegados a la convención- revela hasta qué punto el recorte mediático de los hechos puede deformar todo análisis y pronóstico.