Columna de tapa / por José Luis Jacobo

Un cierto aire a algo nuevo

Ocurrió en la inauguración formal de la planta fabril de Havanna en el Parque Industrial de Mar del Plata. Estaban presentes el presidente de la Nación Mauricio Macri, la gobernadora de la provincia de Buenos Aires María Eugenia Vidal, y el intendente Carlos Fernando Arroyo. Jornada a pleno sol, un día excepcional para poner en marcha un logro que habilita los pronósticos y deseos de bienaventuranza que prodigaron tanto el Presidente como la Gobernadora.

Uriel, el Lobo, el mudo Oliveros y la comunidad

Se conoce como comunidad de inteligencia al ámbito en el cual integrantes de los servicios comparten información considerada sensible para los intereses del Estado. La irrupción de la información hallada en la DIPBA, que establece la condición de agente de inteligencia del todavía hoy fiscal general Fabián Uriel Fernández Garello, abre un sinnúmero de escenarios que permiten entender el pasado de un modo que hasta ahora era imposible.

Fabián Uriel y el diario del lunes

Le llamamos “el diario del lunes” a todo aquello que parece que pudimos prever o anticipar, una suerte de “yo te lo dije, ya se sabía”. En el tema que hoy nos ocupa, el concepto toma otra dimensión: “el diario del lunes” sería la revelación hecha por la Comisión Provincial por la Memoria, que permite llenar los huecos que siempre hicieron ruido en la conducta de Fabián Uriel Fernández Garello, todavía hoy fiscal general del Departamento Judicial Mar del Plata.

Arroyo en su hora

Fue la reunión más reservada y la más citada intramuros de la política local la que mantuvo el intendente Carlos Fernando Arroyo con la gobernadora María Eugenia Vidal el pasado jueves, acompañado de su hijo, el concejal Guillermo Arroyo, y de su yerno, Mauricio Loria. La misma transcurrió por canales amables y definiciones políticas concretas.

Un cuento demasiado repetido

Todo empezó -así lo indica la historia contemporánea- en los Estados Unidos en 1920. En la ciudad de Nueva York, un inmigrante italiano, Carlo Ponzi, armó un esquema de ganancias que daba retornos del 100% del capital invertido. No era, para nada, un tipo de estafa novedoso: ya había ocurrido, pero esta vez fue tan alto su éxito (la cantidad de damnificados), que se instaló como el modelo clásico de la estafa.

La conspiración de los idiotas

Tomo el título de uno de los más extraordinarios textos de Marcos Aguinis para desplegar estas líneas. Aguinis empleó en 1978, año crucial de la dictadura militar, esta notable alegoría, para exponer y denunciar el poder del Estado sobre los ciudadanos. Se trata de la referencia a una situación verdaderamente repugnante, que coloca a los más débiles entre los débiles como articuladores de una conspiración.

Una mosca en el plato

No duden de que lo más importante que ocurre en la ciudad -y lo más grave también- es la actividad de la dupla encarceladora formada por el juez federal Santiago Inchausti y la fiscal Laura Mazzaferri; de ello damos debida nota en la investigación central de esta edición, y en la columna de Malas Lenguas.

Basura quemada

Un episodio más de violencia ha concluido en Mar del Plata, signado por el corte de calles en pleno centro, la quema de gomas y su consecuencia tóxica para la vida, y el uso de la basura de contenedores para formar “barricadas” que marcan el territorio. Personas encapuchadas interrumpieron por más de una semana el tránsito en la avenida Luro, y por la calle Yrigoyen entre San Martín y la avenida frente al palacio de gobierno, ante las pasividades policial y judicial.