Columna de tapa / por José Luis Jacobo

Calladito y por detrás

Javier Cicalese y la comisión directiva del Club de Pesca Mar del Plata habían pedido, meses atrás, una reunión con el intendente Carlos F. Arroyo con el propósito de saber de primera mano si la nueva modificación a la ordenanza de cartelería en vía pública permitía incorporar nuevamente un letrero que pudiera ser emblemático para el lugar, al tiempo que funcionara como un elemento de sostenimiento económico para el club de escasos 200 socios

¿Tú también, Joaquín?

A diario, la búsqueda de colocar a la gestión comunal en un lugar de inacción e ineficacia juega partidas mediático políticas de una estupidez proporcional a la de los estúpidos que las impulsan. Lógicamente, da para la comidilla del patético “círculo rojo” desteñido que hace de intelligentsia vernácula.

Golpe directo

El mismo día en que se inicia el segundo periodo legislativo de la intendencia de Carlos Fernando Arroyo, desde el fuero contencioso administrativo le dictan un ukase de violencia institucional extrema, abriendo así la puerta a una nueva etapa de acoso y derribo cuando ya las estrategias destituyentes parecían agotadas.

Aniversario realidad

El 24 de marzo de este año desnudó la falacia instalada respecto del pasado reciente que se empeña, por la acción de los individuos, en ser presente, en una brutal anomalía temporal. La movilización que implicó el sinceramiento de Hebe de Bonafini sobre su participación en el kirchnerismo expuso en gestos, dichos y acciones la real naturaleza de lo que está en juego en la sociedad argentina.

Urna a ojos vista

Con la urna clavada en la frente, los actores políticos se mueven al compás de la desesperación por ganar espacio y reconocimiento ante el vecino de a pie, es decir el votante. Sólo así se comprende la mascarada vivida en el Concejo Deliberante bajo la excusa de hacer comparecer a la secretaria de Educación comunal Ana Crovetto: se pretendía alcanzar a través de dicho comparendo al intendente, y mantener la falsa acusación contra el Ejecutivo de haber utilizado la policía para amedrentar a las autoridades de la Escuela Municipal 205.  

Una infamia al desnudo

Falta aún conocer la sentencia, pero la decisión del Tirbunal Oral Federal (TOF) de dejar en libertad a todos los encartados por trata en el caso conocido como “La Posadita” -en rigor La Posada- puede marcarle un final al oprobio del armado de causas al que concurren el fiscal general de Cámaras Daniel Adler, la fiscal de grado Laura Mazzaferri y el juez federal de primera instancia Santiago Inchausti.

Estado de indefensión

Los hechos ocurridos durante la visita del intendente Carlos Fernando Arroyo a la Escuela 205 son reveladores del estado político de las cosas a nivel local. Un intendente electo por la voluntad popular, director de escuela pública reconocido por más de treinta años en Mar del Plata, concurre personalmente a resolver un conflicto planteado por la dirección del establecimiento y se monta una acción confrontativa de acoso y derribo de proporciones monumentales.

La trastienda del poder

Lo señalé hace unos días: ¿qué pasa si en un operativo antidrogas el detenido o los detenidos dicen “a mí no van a detenerme porque yo le proveo a tu jefe”? Es que no es un chiste baladí que el fiscal de drogas de la provincia Leandro Favaro, secretario de la mesa de Justicia Legítima en Mar del Plata, sea conocido en los pasillos de tribunales como “el fiscal Porrini”.